sábado, 9 de enero de 2010

SGAE, ese Dios que todo lo ve.

La niña bonita de Zapatero (jamás diré ZP porque eso es de fachorros, peperos y aznaristas y yo no soy de esa calaña). Normal, recogen los frutos de aquellas manifestaciones contra la guerra de Iraq en las que yo creí y pensé que eran inocentes al convocarlas. Hoy veo que tenían puesto un precio y ese fue el del canon contra la piratería.

Pero no están contentos los señoritos con que les paguemos un dinero por comprar productos que son de libre disposición y de los cuales pagamos el IVA correspondiente, que no es del 7% ni ya del 16%, ahora es el 18%, por si los usamos para hacer copias piratas.

Nos consideran ya de forma arbitraria piratas en potencia. ¿Donde quedó la presunción de inocencia? ¿Porqué tengo que pagar por un DVD en el que voy a "piratear" las fotos del último cumpleaños de mi hijo o el vídeo de la actuación de la niña en Navidad? Deberían devolvernos ese canon si no lo utilizamos para ese malévolo fin.


  • No está permitida la reproducción pública, préstamo, copia o difusión de una obra registrada.
  • Se pueden hacer copias privadas para preservar una obra.
  • No está permitido comerciar o ganar dinero con la venta de copias.
  • Está permitido el intercambio de "datos" informáticos a través de la red.
Resumiendo los puntos anteriores, si yo hago una copia de una obra que he comprado y por la que ya he pagado para verla cuando y donde me apetezca, y hago una copia para preservarla, y la guardo en mi PC y la convierto en datos informáticos que ya no son una obra original y comparto datos con otros internautas de manera completamente gratuita y altruista, y si esa persona tiene un programa en su PC que recopila esos datos y los combina de manera que al unirlos se vuelve a ver esa obra aunque no ya con la calidad de la original y la reproduce en un aparato adecuado. ¿Es o no delito?


Santa SGAE dice que sí, aunque como santa que es, ve pecado en todo lo que se hace. El abogado David Bravo (para ver sus estupendas discusiones en youtube solo teneis que poner SGAE), dice que no y la Fiscalia lo corrobora.

Encima, estos de la Santa Inquisici... digo de la SGAE, no son unos angelitos y para muestras, botones.

Se cuelan en una boda y les graban la cena para denunciarlos por poner "Paquito Chocolatero". Un juzgado sevillano les condena a pagar 43 mil € de vellón . Lo simpático es que fue denunciada por los novios por grabar en un evento privado y a puerta cerrada sin consentimiento de los organizadores y les salió por 60 mil euracos. Donde las dan las toman (espero que no me cobren por usar este refrán).

Para demostrar el corazón tan grande que tienen, aunque les sirva de bolsillo para la cartera, se llevan el 10% de la recaudación de todos los conciertos benéficos que son eso, "benéficos" y sirven para coger dinero para ayudar a personas que realmente lo necesitan. Ejemplo, un concierto de Bisbal para un niño con una enfermedad rarísima llamada "Síndrome de Alexander". La Santísima Sociedad General de Autores Españoles exigió su porcentaje del concierto para Juanma para llevarlo a EEUU y que no quede en estado vegetativo. La cifra, unos 5000 €. La presión mediatica les hizo recular y devolvieron el dinero. Pero lo tuvieron que devolver, señal de que antes no pensaban quedarse sin él.


Hay atracadores que van con pasamontañas y huyen de la Justicia y los hay que van con la cara descubierta y amparados por ella.


Hay otro frente que son los "artistas". Resulta que dicen que estamos acabando con la música y yo me pregunto ¿Qué música? ¿Con la vuestra? Mira, para empezar, aun llamando música a lo que algunos hacen porque usar las notas musicales es música, dudo que las multinacionales para las que trabajan quiebren alguna vez, para eso bombardean desde las cadenas "oficiales" de radiodifusión con los temitas que ellos dicen que son numero 1 y se lo inyectan por vena a los adolescentes que luego van a chillar como locos a los conciertos en los que sí que ganais pasta.

Si veis peligrar vuestros chalets de lujo, coches de alta gama e islas privadas, no os preocupeis, no hay años en lo que os quede de vida para poder gastar el dinero que habeis acumulado ya.
Es lamentable verlos como pedigüeños en televisiones para que compremos sus discos. Discos que cuestan un pastón para oir 14 canciones de las cuales solo una ha sonado en la radio y se ha hecho famosa, el resto no hay ni por donde cogerla y es sustanciosamente identica al resto de las otras 12 del CD y claro está, de los otros 6 "trabajos". Luego van a programas de TV y "cantan" en riguroso playback. Y si vamos a verlos en directo en un concierto, ahí es donde realmente "canta" todo, desafines, olvidos de sus própias canciones, un desatino vamos. Y luego se denominan artistas. Y critican a otros que cantan sus canciones en verbenas y B.B.C.'s (Bodas, bautizos y comuniones) y que no desafinan y se las saben oye.


Que lastimita me dan, verlos lloriquear delante de la Moncloa.
Hay que mantener la pirateria a raya. Huy, ¿o era una "raya" para mantenerse?

Si vais por la calle y se os ocurre tararear o silbar la cancioncilla de "rizitos dorados" o del cuarentón con carita de niño malo y barbita cana, CUIDADO, la SGAE puede pediros su porcentaje. Es una advertencia.

1 comentario:

conchi dijo...

para mi , ni zapatero, ni zp, ese hijo de...es batman o el murciélago -con perdon pa los pobres bichos.-